Esclavas de tendencias - Nagore Alaiza Trends and Lifestyle
19179
single,single-post,postid-19179,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

14 May Esclavas de tendencias

esclavas de tendencias

Los domingos lluviosos, como el pasado, son de reflexión, introspección. De sofá, manta y peli o, en su defecto, ordenador, café y blog. Lo primero tocó a la tarde. La mañana,  la dediqué a escribir este post que llevaba tiempo “cocinando” después de saturarme viendo estas dos prendas en todas partes. Y es que ¿quién no sabe ya que son dos súper ventas del imperio Inditex? Y no sólo eso, la primera se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales (Vogue lo relata aquí, por si queréis leerlo). Ahí es nada.

“La tendencia es lo más innovador, lo último. ¿Estas prendas lo son?”

El amarillo chillón de esta biker inunda Instagram y la blogosfera, y es raro no toparse con ella todos los días. Lo mismo que la bomber satinada en rosa pastel. Hasta en la sopa. Declaradas ya como las prendas tendencia de la temporada, parece ser que estás “out” si no las tienes en tu armario. No eres trendy porque, supuestamente, la tendencia en moda, es lo último, lo más innovador. Pero lo más innovador deja de serlo cuando ya no sorprende, cuando ya lo tenemos demasiado visto. Lógico es que, cuando te gusta la moda y la consumes, al final estás comprando lo que se lleva. Pero, una cosa es eso y otra bien distintas ser calcas las unas de las otras. ¡Mira que no hay prendas de color rosa cuarzo! Pero no, todas a por la bomber satinada hasta agotarlas. Literalmente.

Eso me ha pasado con estas dos prendas. Se han exprimido tanto que he llegado a aborrecerlas, y algo que (supuestamente) era tendencia ha pasado a ser la antitendencia. Pero, no pasa nada, la moda cambia tan rápido, gracias al modelo fast-fashion, que dentro de poco formarán parte del olvido. Como esas canciones buenas que de tanto escucharlas, pierden la gracia. O, las que no lo son tanto, y te acaban gustando porque las escuchas en todos los diales. Eso pasa con la moda últimamente; ya no sabes si te gusta por elección personal o imposición social. Porque la elección nos hace libres, mientras que la imposición nos convierte en esclavas. Menos mal que, a veces, me doy cuenta. Pero como para no darte.

2 Comments
  • Maku Belmonte
    Posted at 23:41h, 14 mayo Responder

    Cómo me he sentido de identificada!!! Yo tampoco he caído con ninguna de estas dos prendas pero tampoco pongo la mano en el fuego porque no lo haga con el próximo bombazo que acabe saliendo hasta en la sopa. Pero estoy muy de acuerdo con tu opinión. Lo explicas genial.
    Últimamente apenas compro en las grandes tiendas y lo hago más en el pequeño comercio, el comercio local.
    Además, si me hubiese comprado la biker amarilla que no hubiese sido raro porque me gusta, ahora me estaría tirando de los pelos porque la lleva todo el mundo y me sentiría una más, como que perdería mi esencia dentro de esta marea amarilla que nos inunda.
    Pero así son estos momentos que vivivimos y como muy bien dices, por lo menos, me doy cuenta y soy consciente de ello.
    Un besazo preciosa

  • ana
    Posted at 12:01h, 18 mayo Responder

    Pues a mi me encanta la chaqueta amarilla , me enmaore de ella y la tengo y no tenia ni idea de que era tanedencia o no je je eje asique feliz con mi chaqueta

Post A Comment